fbpx

¿Cómo Impulsar tu Idea de Negocio, del Papel a la Realidad? 

Al iniciar el proceso para materializar tu idea de negocio, en ocasiones puedes encontrarte frente a múltiples encrucijadas, la tarea puede parecer agobiante y muchos son los emprendedores que desisten de completar su proyecto, al sentir que no tienen lo necesario para lograr alcanzar la meta. Es totalmente normal el tener dudas, sentirse desorientado e inclusive no poder concentrarse correctamente para establecer los pasos a seguir, es por eso que hemos preparado una guia basica de inicio para que puedas darle forma a tu idea.

Es importante que entiendas que debes armarte de paciencia en este proceso, nada es instantáneo, todo requiere de completar una serie de pasos y aunque puedas hacer uso de herramientas, estrategias o apoyarte en profesionales para gestionar tu proyecto, debes tener presente en ir consolidando tu idea un paso a la vez de forma correcta para evitar tener que retroceder a corregir detalles cuando ya el proceso esté en una etapa avanzada.

PASOS A SEGUIR ANTES DE INICIAR LA FORMALIZACIÓN DE TU EMPRESA

Determinar el Nicho de Mercado

En caso de que tu proyecto o empresa ya se encuentre en funcionamiento en tu país de origen tendrás claramente definido tu nicho de mercado, de lo contrario si aún solo estás pensando en la posibilidad de iniciar un nuevo negocio, es importante que definas a que deseas que se dedique tu empresa, esto te permitirá saber cuáles requisitos generales debes cumplir para llevar tu idea del papel a la realidad.

Realizar un Estudio de Mercado Preliminar

Antes de iniciar el proceso de consolidación, bien sea de una idea de negocio, una sucursal de tu empresa ya existente o quizá una posible expansión es importante hacer una investigación que te permita determinar factores como: las necesidades de tu mercado objetivo, las diferentes opciones para facilitar el acceso a tus productos o servicios, las necesidades propias de tu idea de negocio, los costos operativos incluyendo la formalización de tu empresa. Este estudio no necesita ser un estudio extenso, lo usarás como una guía para establecer los requerimientos para materializar tu idea.

Definir tu Plan de Negocios

Cuando se habla del plan de negocios se tiene la falsa creencia que esto se refiere solo a la forma en que tu empresa ganará dinero, algunas personas relacionan el plan de negocios únicamente al flujo de caja, cuando realmente el plan de negocios debe apreciarse con una visión mucho más amplia.  

Tu plan de negocios te dice cómo es tu estructura de costos, quiénes son tus clientes, qué pasos debes seguir para ofrecerles tu propuesta de valor, qué te diferencia de tu competencia; tu plan de negocios es una visión generalizada de tu empresa, es el punto de partida para crear tus estrategias comerciales.

El Plan de negocios perfecto no existe, sin embargo te invitamos a leer nuestro post "Recomendaciones Para la Creación de un Plan de Negocios" encontrarás consejos muy útiles para facilitarte esta tarea.

Determinar el Domicilio Principal de tu Empresa

Antes de avanzar en la formalización de tu idea de negocio es importante que determines el domicilio principal de tu nueva empresa, esto podría influir en tus obligaciones fiscales, la facilidad de acceso a tus proveedores o clientes, la factibilidad del proyecto en sí, los costos de formalización y tus costos operativos, además de estatutos legales propios de cada país, estado o región.

Investigar las Regulaciones Gubernamentales

Cada país, estado o región exige el cumplimiento de normas específicas para las empresas que dirigen operaciones dentro de sus territorios, es fundamental investigar cada una de dichas regulaciones para evitar complicaciones legales a futuro. Bien sean regulaciones fiscales, permisologías o licencias de acuerdo a un nicho de mercado, autorización para explotación y uso de suelo, requerimientos de un seguro para tus clientes si la actividad implica un gran riesgo, es importante conocer la legislación local y adaptar tus operaciones para el correcto cumplimiento de las mismas.

Establecer las Necesidades Operativas de tu Empresa

Luego de esbozar tu idea, es importante determinar factores ligados directamente a tus operaciones diarias, entre los principales están: 

  • Manual de procedimientos de la empresa.
  • Normas, ética, valores y cultura de tu organización.
  • Si requieres o no de empleados para tu organización.
  • Qué tipo de profesionales debes contratar.
  • Cuánto personal requieres para manejar tus operaciones.
  • Necesidad de espacio físico (Oficinas, Almacenes, Centros de distribución, Instalaciones Especializadas)
  • Necesidades de equipamiento o maquinaria.
  • Requerimiento de seguros o fianzas de acuerdo al modelo de negocio.
  • Requerimiento de proveedores tanto para tus operaciones diarias, como para la adquisición de los productos o servicios a comercializar.
  • Requerimientos tecnológicos (Sitio Web, Redes Sociales, Software Administrativo, Aplicaciones Móviles, entre otras) 

Establecer la Estructura de Costos de tu Empresa

La estructura de costos es una de las herramientas más importantes a la hora de materializar tu proyecto, esta te ayudará a determinar tanto tus requerimientos iniciales de inversión, como también tus necesidades de flujo de caja para el funcionamiento de tu empresa. La estructura de costos también te ayudará a determinar tus prioridades operativas.

Para tener una idea más amplia puedes consultar nuestro post ¿Cómo Realizar la Estructura de Costo de mi Empresa?

Formalizar el Registro de tu Empresa

Luego de tener un panorama claro con respecto a la estructura de tu empresa, seleccionar el domicilio principal, conocer el marco legal al que debes apegarte, así como los requerimientos y costos operativos es hora de formalizar la creación de tu empresa, aunque en algunos países como los Estados Unidos este proceso puede ser completado en muchos casos directamente por ti, te recomendamos consultar con una agencia especializada en este ámbito o un abogado, esto debido a que debes estar familiarizado con los procedimientos y regulaciones de cada región para completar el proceso de forma correcta.

Si tu objetivo es formalizar tu empresa en los Estados Unidos, debes saber que no requieres de visa, residencia ni ciudadanía estadounidense, Estados Unidos está abierto a la inversión extranjera y puedes completar el proceso sin necesidad de viajar de forma totalmente legal, puedes encontrar información detallada en nuestro post "Pasos para Registrar una Empresa en Estados Unidos"

Luego de formalizar la constitución de tu empresa, asegúrate de cumplir con las regulaciones gubernamentales y contar con la permisología o licencias correspondientes de ser necesario. 

Apertura Cuentas Bancarias Comerciales

Luego de completar la formalización de tu empresa, un paso muy importante es gestionar la apertura de cuentas bancarias comerciales, una cuenta bancaria comercial te permitirá configurar pasarelas de pago, terminales para cobros con tarjetas de débito o crédito, pagar las facturas a tus proveedores, manejar la nómina de tus empleados, acceder a instrumentos financieros tales como préstamos,  tarjetas de crédito y carteras de inversión, entre otras

Instala tu Estructura Operativa

Dentro de tu modelo de negocio debes haber determinado qué tipo de estructura operativa requieres, esta puede ser una oficina, almacén, centro de distribución, presencia en línea mediante una página web o tienda electrónica e inclusive una mezcla de varias o todas las opciones anteriores, a partir del momento que tu negocio está formalmente establecido prepara todo el motor que te llevará a cumplir con tus proyecciones y objetivos.

Desarrolla tu Estrategia de Marketing

Ya has invertido un esfuerzo significativo y recursos en darle forma a tu idea de negocio, en este momento ya has logrado engranar las piezas fundamentales para comenzar a operar, es momento de hacer conocer tus productos o servicios a tu mercado objetivo. Para desarrollar un plan de marketing eficaz y eficiente deberás ampliar tu estudio de mercado inicial, así como también hacer un Análisis FODA o DAFO, esto te otorgará un panorama más concreto acerca del enfoque del mercadeo de tu organización, el posicionamiento de tu marca, producto o servicio es determinante para obtener el éxito deseado.

Un mito con respecto al mercadeo es el tamaño de la inversión en marketing, muchas empresas dedicadas al manejo de marketing te dirán que a mayor inversión mejores resultados, este concepto está errado, puesto que no importa si inviertes millones en marketing con una estrategia que no te favorezca.

Una estrategia de marketing efectiva debe desarrollar la autoridad de tu empresa un paso a la vez, llegar al público objetivo de forma óptima, dar a conocer tu producto a quien lo requiera, competir en calidad con tu competencia, son factores determinantes a la hora de trazar estrategias de marketing favorables.

Puedes ampliar esta idea en nuestro post "La Guía de Marketing Infalible, Mitos y Realidades"


>